5 personas para cambiar el mundo

bajando de Alsasua a Donosti 3 semanas después del ajá de los 7 años, resulta que soy guipuzcoano de segunda piel, qué poco tiempo ha pasado, todo es diferente pero todo es igual, hoy el día no está abierto sino plomizo si bien el destino es el mismo,

la clínica pakea en Donosti, y la cena de el futuro emerge en el txoko de Gaizka, a continuación, para llegar a casa de ama a eso de las 11 de la noche, día largo seguro, más con el desfase de sueño que llevo encima, mi ánimo es distinto,

y todo cambia más cuando veo una señal del pueblo de Idiazabal en la carretera, denominación de origen de uno de los mejores quesos del mundo, incluidos los franceses, y decido hacer una cuña en el día, y elijo diferente,

tal vez me pueden vender un quesito en porciones, del caserío me fío,

por lo que tomo el desvío y me adentro en la Gipuzkoa profunda, donde me voy a acordar del chiste del turista vacilón y el pastor, que lo mismo puedes leer acabado este post,

cuando, tras catar las cuatro variedades del queso que producen, de temporada, añejo, normal y ahumado, 2 por 2 son 4, no me decido por ninguno, y le pido que me venda 4 cuñas, que 4 quesos es una bestialidad a 19 €uritos el kilo,

menos mal que contactamos directamente con el productor,

y observo que no se diferencian mucho los quesos por el envase, ¿cuáles son los de temporada y cuáles son los añejos?, los de temporada tienen esta etiqueta blanca, mientras que los añejos esta negra, en el resto son lo mismo,

¿y cuáles son los normales y cuáles los curados?, y vuelve los envases y me muestra el color de la cáscara, dos de ellos parecen haber tomado más el sol, están más oscuritos, estos dos son los ahumados,

vale, creo que me acordaré, y me llevo esta anécdota que a cualquier persona normal no le extrañaría, camino de una cena de el futuro emerge, ese espacio en el que buscamos relacionar lo viejo con lo nuevo,

el corporativo con el mundo social y el emprendimiento, la educación con la salud, el dinero y la banca con la conciencia, la universidad con el desarrollo laboral, no sé si ves el juego, y lo blanco con lo negro.

   así lo vimos…

adicionalmente, el chico que me atiende, intentando explicarme cuál de estos quesos es el añejo y cuál el fresco, me enseña las etiquetas de producción, el añejo es éste, ¿no lo ves?, producido en el 2016, y el nuevo es éste, producido en el 2017,

y me marcho sonriendo, viendo la falta de claridad que tenemos en esta vida, y cómo aceptamos pato como animal de compañía, porque, ¿qué tendrá que ver la fecha de envasado con el tiempo que ha estado curando el queso antes de?

y me voy a animar con el chiste del turista vacilón, que va a entablar con el pastor, preguntándole sobre las cosas de su vida,

  • buenos días,
  • buenos día, Señor,
  • qué buena tarde, que paz, este fresco, la montaña y las ovejas,
  • sí, señor.
  • por cierto, ¿cuánta lana producen las ovejas al año?
  • las blancas 5 kilos de lana, más o menos.
  • ¿y las negras?
  • también.
  • ¿y cuánta leche dan al día las ovejas?
  • las blancas 50 centilitros, más o menos
  • ¿y las negras?
  • también.

y siguen hablando hasta que el turista vacilón, que se siente vacilado, le pregunta,

  • cada vez que le pregunto cualquier cosa sobre las ovejas, usted me hace la diferencia entre las blancas y las negras, pero en todo son iguales, ¿por qué me hace referencia siempre a las blancas o a las negras?
  • ahhhhh, sí, perdone, claro, claro, es que las blancas son mías.
  • ¿y las negras?
  • también.

pues eso, que todo es diferente y todo es igual, y sigo con mi clima interior, sacando fotos a detalles minúsculos, representativos de todo y de nada, dejando disfrutar a mi niño interior, que acompaña al adulto, curtido por los viajes, por el del sí y el del no,

a ver si consigo que se junten con mi madre protectora, para escuchar con cariño a mi madre, que está tan solita en casa, y que se está haciendo, poco a poco, pero inexorablemente tan mayor.

… y me quedo observando esta extraña foto con 5 ovejas, que se anidan, pero ¿cómo se van a anidar si son ovejas y no son pájaros?, tú sí que estás hecho pájaro, Manolito, con la teoría U de Otto Scharmer y ese pasaje del círculo de las 5,

en el que surge esa idea tonta, casi peregrina, de que 5 personas pueden cambiar el mundo, y lo que es mejor, tú, y yo, podemos cambiar el verbo, y transformar el puede en podemos, y ser parte integrante de ese grupo de 5.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s