nos vemos en Rocadragón

una pregunta que en otro contexto no tiene mayor enjundia, se carga de sentido como frase de cierre del primer capítulo de esta serie de culto, Juego de tronos, en el comienzo de la séptima temporada,

¿comenzamos?,

una pregunta que tiene poco sentido de comienzo en sí mismo, y todo de continuidad, algo que se viene gestando hace tiempo toma cuerpo, y los presentes, todo parece indicarlo, están invitados a una respuesta unánime,

¡¡¡comenzamos!!!,

para darle al empeño, al proyecto común, el arreón necesario, sí o sí,

y no puedo sino conectar con estos proyectos que en un momento del camino necesitan esa pregunta, y ese arreón para seguir adelante, el futuro emerge,  sin ir más lejos,

y pienso en las personas a las que es necesario formular es pregunta,

¿comenzamos?,

una pregunta que tiene todo de comienzo de lo nuevo, una pregunta que tiene todo un sentido de continuidad.

   así lo vimos…

en el última entrega de Juego de Tronos, hoy concretamente, 17 de Julio del 17, a las 3 de la mañana, observo las escaleras de San Juan de Gaztelugatxe, en el término municipal de Bermeo, tierra natal de mis padres, aita y ama, en euskera, lenguaje norteño, reconvertidas en el acceso a la fortaleza de Rocadragón, una fortaleza que se erige sobre las minas de vidriagón,

el único material, junto con el acero valirio, que puede parar a un caminante blanco, en la gran guerra de Tronos por venir, que no se va a dar entre los 7 reinos, como los reyes mortales pretenden, sino entre el mundo de los mortales y el de los zombies, a los que podemos asimilar con la inconsciencia total,

y me hace gracia, porque la próxima convocatoria de el futuro emerge está prevista en un espacio, entre Bakio y Bermeo, en el restaurante cervecera Eneperi, desde el que podemos acceder, o no, quién sabe si el grupo se anime, a las escaleras de San Juan de Gaztelugatxe, que conducen a una ermita mucho menos ostentosa que la fortaleza de Rocadragón,

en una convocatoria que acabo de preparar,

quién sabe si de vuelta de vacaciones traemos la mochila cargada de vidriagón, que caminantes blancos seguro que nos vamos a encontrar en el camino, vaya que sí.

la teoría U plantea un camino de desarrollo personal que tiene un punto álgido en el punto más bajo de la U, en el que tenemos que dejar ir lo viejo, para que lo nuevo ocupe su lugar, un punto de quiebre en el que nos abrimos a una conciencia desde la que permitimos que lo nuevo se haga presente entre nosotras,

no son los demás al servicio de mi voluntad pequeña, dirigida por mi ego, sino todas nosotras al servicio de una voluntad mayor,

espacio o punto de quiebre en el que hace falta coraje, para comenzar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s